Get Adobe Flash player

La Ascensión

El futuro es lo que hagáis que sea, así como el presente es lo que hicisteis que fuera. Si no os gusta, Dios ha previsto una forma para cambiarlo. Se trata de que aceptéis las corrientes de la llama de la Ascensión.

Maestro Ascendido Serapis Bey

…El sendero espiritual conduce a la meta final consistente en la ascensión. Al principio éramos uno con nuestra Presencia YO SOY en los reinos superiores del mundo celestial. Descendimos para un propósito y una misión, y se nos dotó de libre albedrío. A lo largo del viaje cometimos errores, olvidamos quiénes éramos y de dónde veníamos. Pero poco a poco estamos trazando el camino de regreso a la reunión con Dios. La ascensión es nuestro pasaje de vuelta al hogar: nuestra entrada al cielo para siempre.

La ascensión es una aceleración espiritual de conciencia que tiene lugar al término natural de la última vida de una persona en la Tierra. Representa el momento, en la evolución del alma, en el que ésta alcanza la inmortalidad. Por medio de la ascensión se funde con la Presencia YO SOY y retorna al Dios Padre/Madre, libre de las rondas de karma y reencarnación. El proceso de volver a la fuente ha sido reconocido por las principales religiones, aunque la terminología usada para describirlo pueda diferir.

Es el caso de un texto hindú que se refiere al retorno del alma mediante la metáfora del fuego. El Upanishad Mundaka explica: “Ésta es la verdad: Así como de un fuego ardiendo salen miles de chispas, también del Creador infinidad de seres toman la vida y a Él regresan de nuevo.”1 El taoísmo se refiere al Tao eterno como la madre del mundo. Lao Tse dijo que volvemos a ella al concluir nuestra existencia terrenal:

 

El mundo tiene un principio
que es la madre del mundo.

Una vez que has encontrado a la madre, ya conoces al hijo.
Una vez que conoces al hijo,
regresas para preservar a la madre,
sin perecer aunque muera el cuerpo.

Usando el brillante resplandor,
regresas de nuevo a la luz,
sin dejar que nada te hiera.
A eso se le llama entrar en lo eterno.

Ascendemos todos los días

Tomar parte en el proceso de la ascensión constituye el seguimiento del curso natural de la evolución espiritual. El Maestro Ascendido Lanello nos advierte: “¡Ascendéis todos los días!” Cada día la vida pone a prueba al buscador. Todos los pensamientos, sentimientos y obras del presente y de vidas pasadas cuentan a favor o en contra de la ascensión. Al ir dando pasos de forma progresiva en el sendero espiritual, uno finalmente halla el camino de regreso al corazón de Dios y entra a la vida eterna. Al final, el éxito depende del individuo. El Maestro Ascendido Serapis Bey expresa con acierto tal idea: “Queridos, no habéis de esperar a que, como el súbito descenso de una gran ave del paraíso, el cielo baje hasta vosotros y os eleve instantáneamente a la luz. Cada día tejéis un hilo de sustancia de luz en dirección al corazón de vuestra Presencia gracias a la lanzadera de vuestra atención. Cada hilo de luz refuerza el ancla que hay en el otro lado conduciéndoos así a un estado de conciencia en el que Dios puede usaros más como eficaz instrumento para el bien.”

El procesó de la ascensión se parece a la subida a una pirámide. En Egipto y algunas zonas de México, entre ellas el Yucatán, uno puede pasarse días escalando las ruinas de las pirámides, de forma que cada peldaño le acerca más a la cima. La pirámide que escalamos a diario no está hecha de piedra sino de luz, o sea, de pura esencia de la divinidad. Es la pirámide de la ascensión. Los pensamientos, sentimientos y acciones constituyen los peldaños mediante los cuales subimos hasta la cima; Al acercarnos a la cúspide, los peldaños se hacen cada vez más estrechos y las elecciones correctas decrecen al tiempo que crecen en relevancia y ámbito, en cuanto a lo que implican en la vida de uno y de los que le rodean. Por ejemplo, a Jesús, en lo alto de esa “pirámide”, se le presentaron unas pocas elecciones fundamentales: usar o no sus poderes para declararse rey de los judíos, someterse o no a la crucifixión, permanecer en la cruz o descender de ella. Cada una de estas elecciones podría haber alterado totalmente el curso de la historia.

No se suben todos los escalones de una sola vez, sino uno tras otro. La vida no siempre es un proceso continuo de ascenso. Es decir, no todos los días se escala la pirámide sin parar. Quizás haya una pausa para tomar aliento. O puede ocurrir que el escalador tropiece y resbale, retrocediendo uno o dos escalones. En ocasiones, cabe incluso que sienta que no avanza en absoluto. Sin embargo, reanuda el avance y sigue adelante. El ascenso firme le conducirá, con el tiempo, hacia la maravillosa unión con Dios.

Aunque el progreso pueda a veces parecer intangible, es bueno recordar que estamos en la Tierra porque nuestro karma dicta que éste es el mejor lugar donde podemos estar. Conviene considerarse un ser no ascendido que se esfuerza por hacer la ascensión. El mensajero Mark Prophet señaló que hemos de reconocer que si Dios quisiera tenernos en el cielo en este preciso instante, estaríamos allí y no aquí. Estamos en la Tierra porque el lugar más práctico donde podemos estar en nuestro actual estado evolutivo es en un cuerpo físico. Tenemos lecciones que aprender. Tenemos un mundo resplandeciente que conquistar o un mundo que hacer que resplandezca. Tenemos responsabilidades espirituales y responsabilidades materiales. Y debemos realizar nuestra misión como Cristo realizó la suya.

La ascensión es el cumplimiento de la voluntad de Dios para todo hombre.

 

“No existe un momento más hermoso, tan puro, tan amado, que aquel en el que el individuo, como una brillante gota de rocío, se desplaza dentro del Mar de la Unidad Divina”.

 

Maestro Ascendido Serapis Bey

 

 

Decreto:
Ascensión

YO SOY la Luz de la Ascensión
Fluye libre la Victoria aquí,
Todo lo bueno ganado al fin
Por toda la eternidad.

YO SOY  Luz, desvanecido todo peso
En el aire ahora me elevo;
Con el pleno poder de Dios en el cielo
Mi canto de alabanza a todos expreso.

¡Salve! YO SOY el Cristo Viviente,
Un ser de amor por siempre.
¡Ascendido ahora con el Poder de Dios
YO SOY un sol resplandeciente! (x3)

Ascension

I AM ascension light,
Victory flowing free,
All of good won at last
For all eternity.

I AM light all weights are gone.
Into the air I raise;
To all I pour with full God-power
My wondrous song of praise.

All hail! I AM the living Christ,
The ever-loving One.
Ascended now with full God-power,
I AM a blazing sun! (x3)

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Música tonal de la Llama de la Ascensión

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Música tonal de la Llama de la Ascensión marcha

Citas sobre la Ascensión

Podrás ver más información sobre la Ascensión en la web de Colombia

Todos los derechos reservados Copyright © 2012 Summit University Press.
Prohibida su reproducción parcial o total por ningún medio.

.

.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

La fraternidad de los Guardianes de la llama® procede de la tradición de las antiguas órdenes espirituales. Saint Germain fundó la fraternidad en la ciudad de Washington en el año 1961 por medio de su Mensajero, Mark L. Prophet. Como Caballero Comendador de la fraternidad, Saint Germain ha prometido asegurarse de que esta Tierra llegue a una era dorada de Libertad, Paz e Iluminación.

Junto con Saint Germain otros Maestros Ascendidos vienen a ayudar a la tierra. En el libro del Apocalipsis se habla de ellos como los “Santos vestidos de blanco”. Ellos y sus discípulos no ascendidos forman La Gran Hermandad Blanca. (“Blanca” no se refiere a la raza sino a l Aura de Luz blanca que rodea a estos Maestros.) La fraternidad de los Guardianes de la llama es una rama externa de La Gran Hermandad Blanca.

Puede que ya estés guardando la llama de la vida. Puede que ya estés preservando y defendiendo la libertad y la santidad de la vida, y ofreciendo esa llama a otros que no saben que tienen una chispa divina en su interior...

Informarte más sobre la Fraternidad de los Guardianes de la Llama®...