Get Adobe Flash player

Responsabilidad: Pagáis al Entrar

Enseñanzas por Mark L. Prophet – Parte X

 

La gente se olvida que es responsable de todos los pensamientos que tiene. Olvida que si alguien muere porque ella tiene un mal pensamiento, es responsable de la muerte de esa persona, karmicamente responsable. Y la Ley verá que pague cada jota y tilde.

La gente no entiende la responsabilidad; cree que puede hacer lo que le venga en gana en este universo. ¡No podemos hacerlo! Nos estamos engañando a nosotros mismos si creemos eso. En realidad pagáis al entrar. En la vida se paga al contado.

Así que, salid a construir moméntums constructivos en vez de moméntums destructivos. Y guardad silencio ante la gente.

Alguna gente dice: “Bueno, siempre trato de hablar de los Maestros porque creo que al hablar de ellos puedo aumentar la obra.”

No os preocupéis; elevad al Cristo en vuestra vida; si lo hacéis, vais a conducir a todos los hombres hacia la Luz. Vosotros podéis atraer tanto con el silencio como con el ruido. Hablar no significa nada; hablar a veces puede distraer.

Habréis oído la historia del hombre que iba a casarse con una jovencita hasta que ella abrió la boca. Cuando lo hizo, él no quiso saber nada más de ella; porque, muy a menudo, mostramos nuestra ignorancia al abrir la boca.

Así que lo que queremos hacer es cultivar el silencio, la armonía y la gratitud. Sed agradecidos, a Dios y veréis cómo crecéis. Una de las cosas más olvidadas en este mundo es ser agradecidos por lo que el cielo os da. Alguna vez sentaos y mostrad vuestro agradecimiento. Probad a sentaros durante cinco o diez minutos y dad gracias a Dios por todas las bendiciones que él ha derramado sobre vuestra vida. Observad el cambio en vuestros pensamientos Y la calidad vibratorio de vuestra mente.

Bueno, ¡por el amor de Dios! lo primero que ocurre es que comenzáis a daros cuenta de que al pensar cosas equivocadas durante la mayor parte del día, estáis construyendo moméntums, negativos. Construid un moméntum negativo y cosechad las recompensas, que son ciertamente negativas. Construid un moméntum correcto y cosechad los resultados positivos: “Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene aun lo que tiene le será quitado.” y vosotros diréis: “¡Qué cosa más injusta!” Mi madre solía escuchar estas palabras de Jesús Y decía: “Qué afirmación tan extraña” -Y así, mucha gente en las iglesias cristianas hoy día escuchan esta frase y se preguntan qué significa.

Bien, es muy sencillo cuando lo veis como un moméntum. “A cualquiera que tiene un moméntum…” En otras palabras, si comenzáis un moméntum y lo continuáis para hacer algo determinado, quizá durante sesenta días; a los sesenta días tendréis un moméntum y más os será dado, porque el moméntum mismo genera más de su misma clase. Pero supongamos que ni siquiera empezáis. Bien, entonces vais a tener un moméntum de sesenta días sobre no comenzar. Y se alejarán de vosotros las bendiciones ya conseguidas por vosotros, y esto es exactamente lo que significa la enseñanza.

Creo que lo mejor que podemos hacer es comenzar a construir moméntums correctamente, porque ellos son la clave que nos hará dueños de nosotros mismos y de nuestros mundos. Podemos ser como Saint Germain; podemos ser como la Madre María; podéis ser quien queráis y ser como ellos porque los veréis como son.

¿Sabéis que muchos miran a Dios de forma equivocada? Es realmente estremecedor en ocasiones pensar que los seres humanos pueden mirar a Dios en la forma en que lo hacen.
Dios no es un dictador. Él no se sienta allá arriba en su trono a sacar brillo a su halo. Él no es un dios sentado en una esquina antiséptica del universo, diciendo: “Soy santo, me rocío con clorofila, y todos vosotros los de ahí abajo, es mejor que andéis derechos, porque si no…” Él no es como Nerón, tocando el violín mientras Roma ardía.

Dios es un Dios misericordioso y justo y Él tiene un representante en vuestra ciudad: vosotros. Vosotros sois sus emisarios. Vosotros podéis comunicaros con él. Podéis hablar con él; los canales de comunicación están abiertos. ¡Probadlo!

Él dice: “Traed todos los diezmos al alfolí, y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no, os abriré las ventanas de los cielos y vaciaré sobre vosotros bendición hasta que sobre-abunde.” Dios ha dicho esto y es una promesa.

Y así, nuestro error al no creer esta promesa viene porque carecemos de la fe para aceptarla. Y la falta de fe es la falta de moméntum, porque un moméntum siempre es un moméntum de fe. Creéis en lo que estáis haciendo y por eso lo hacéis; o aceptáis la creencia de vuestros padres, o vuestros maestros, o vuestros jefes de que lo que os dicen que hagáis producirá resultados. Y, por medio de la obediencia, construís un moméntum. Lo mismo ocurre cuando seguimos los sanos consejos de los Maestros Ascendidos.

En ocasiones la gente mira nuestros libros de decretos y dice: “Esta gente… se sienta ahí y empieza a decretar, y a decretar, y a decretar.” Bien, ese es nuestro moméntum. Tenemos un moméntum de decretar y lo utilizamos de forma positiva para el bien del mundo, y funciona.”
Pero también he visto gente que desarrolla un moméntum de decreto y lo utiliza para lo negativo así como para lo positivo. Puede que os sorprendáis de oírme decir esto.

En los almacenes Wanamaker de Filadelfia, una mujer que había estado decretando durante treinta años, se irritó con un dependiente porque éste le pidió que firmara el mismo recibo tres o cuatro veces. La mujer se irritó porque se estaba quedando ciega debido a la diabetes que padecía. Cuando firmó, lo hizo en el lugar equivocado y la diabetes y la insistencia del dependiente, así como toda la situación, provocaron en ella finalmente un arrebato de rabia, o lo que podríamos llamar una oleada.

La mujer levantó el puño con su moméntum de treinta años de decretar y golpeó el mostrador gritando a la empleada. La gente que había en el departamento creyó que había explotado una bomba, debido al poder que esa mujer tenía, al haber canalizado su energía de decreto hacia la ira. ¿Veis lo que quiero decir?

Por lo tanto, tenéis que tener mucho cuidado con la responsabilidad en que incurrís cuando decretáis y rezáis mucho. Porque cuando lo hacéis, tenéis un contacto más que ordinario con el cielo y si os volvéis y decís algo a alguien, vuestras palabras puede que se hagan realidad tan rápidamente que os sorprenderíais.

Así que, tened cuidado con el poder que desarrolláis con los decretos. Tened cuidado con los poderes de vuestros moméntums espirituales porque éstos pueden utilizarse de forma equivocada y el hacer esto equivale a practicar la magia negra.

Quiero que comprendáis esta ley. Pablo nos dio la enseñanza de Jesucristo: “No dejéis que caiga el sol sobre vuestra ira,” y debéis obedecer porque esto es para la protección de vuestra alma. Como veis, el Maestro Jesús conocía lo que los antiguos egipcios llamaban el ka -esa parte de vosotros que puede salir del cuerpo físico por la noche. También se le conoce con el nombre de “cuerpo astral”. Si os vais a dormir por la noche, y retenéis en vuestra conciencia cierta ira contra alguien, el ka, sin gobierno por parte de la Mente Crística consciente que discrimina, puede vagar como un fantasma de vosotros mismos, cargado con los sentimientos de ira o envidia, o incluso intención criminalista, deseo de la muerte de alguien, ya sea consciente o inconsciente -y este viajará hasta su objetivo y, sin freno alguno, lanzará toda la carga de odio producido por vuestro moméntum descontrolado, en el umbral del mundo de otra persona.

Os puedo decir que la ira puede reunir tal moméntum de energía negativa que puede ser responsable de la muerte de otro individuo contra el que hayáis dirigido vuestra ira. Os digo esto para advertiros que no lo hagáis, porque si lo hacéis, tendréis que limpiarlo-, ya que podéis provocar el que la gente se ponga enferma, tenga ataques al corazón y toda clase de problemas, sólo porque vosotros los odiáis.

Si los odiáis de forma consciente cuando estáis despiertos, cuando estáis dormidos, el ka ‘ciego’ -como portador de vuestro moméntum de deseo-saldrá a hacer lo que la mente consciente le ordenó que hiciera.

Por este motivo Pablo escribió a los fieles de Éfeso: “No se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.” En la traducción de la Biblia de Jerusalén se puede leer: “Incluso si estáis enfadados, no debéis pecar; no dejéis nunca que el sol se ponga sobre vuestro enojo, o si no, le daréis al diablo un apoyo [no acojáis el odio del diablo en vuestro cuerpo de deseos, o en los planos conscientes o inconscientes de vuestro ser].”

El concepto del sol “poniéndose” sobre vuestro enojo es metafórico. No sólo el sol se pone cuando vais a dormir y vuestro enojo sale de su cubil, sino que también el Hijo, o la Luz “se pone” porque es eclipsado por vuestro moméntum negativo conscientemente deseado en vida.

La enseñanza se amplía más:
“Y no contrastéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual estáis sellados para el día de la redención. Toda amargura, y enojo, e ira, y voces y maledicencia sea quitada de vosotros, y toda malicia: Antes sed los unos con los otros benignos, misericordiosos, perdonándoos los unos a los otros, como también Dios os perdonó en Cristo.” Así que tenemos que aprender a interpretar las sagradas escrituras y a comprenderlas como algo vital y viviente. Estamos tratando con leyes tremendas y principios cósmicos y cuando los utilizamos correctamente, veremos que nadie más es responsable de nuestra elevación o caída sino nosotros mismos. El cielo lo ha dispuesto así para que seamos libres, pero depende de nosotros el hacer que esta libertad sea un factor determinante al construir un moméntum espiritual.

 Continuará…

 

Extracto del libro Las Enseñanzas Perdidas de Jesús Tomo 1

 

Mark L. Prophet – Maestro Ascendido Lanello

 

 

.

.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

La fraternidad de los Guardianes de la llama® procede de la tradición de las antiguas órdenes espirituales. Saint Germain fundó la fraternidad en la ciudad de Washington en el año 1961 por medio de su Mensajero, Mark L. Prophet. Como Caballero Comendador de la fraternidad, Saint Germain ha prometido asegurarse de que esta Tierra llegue a una era dorada de Libertad, Paz e Iluminación.

Junto con Saint Germain otros Maestros Ascendidos vienen a ayudar a la tierra. En el libro del Apocalipsis se habla de ellos como los “Santos vestidos de blanco”. Ellos y sus discípulos no ascendidos forman La Gran Hermandad Blanca. (“Blanca” no se refiere a la raza sino a l Aura de Luz blanca que rodea a estos Maestros.) La fraternidad de los Guardianes de la llama es una rama externa de La Gran Hermandad Blanca.

Puede que ya estés guardando la llama de la vida. Puede que ya estés preservando y defendiendo la libertad y la santidad de la vida, y ofreciendo esa llama a otros que no saben que tienen una chispa divina en su interior...

Informarte más sobre la Fraternidad de los Guardianes de la Llama®...