Get Adobe Flash player

“Decid a ese Moméntum: ‘¡Apártate!'”

Enseñanzas por Mark L. Prophet – Parte VII

Así que el proceso no es cuestión de clonismo, sino de que mantengamos nuestra fe en la responsabilidad de la Deidad para ayudarnos si se lo pedimos. El mayor problema que, tiene la gente es que no pide; no tiene costumbre de pedir. En muchas ocasiones no le pide nada a Dios hasta que tiene problemas.

Cuando los tiene dice: “Dios mío, aquí hay un precipicio; me estoy deslizando hacia el borde y voy a caer, ¡ayúdame, Señor!” Pide porque está en peligro, pero si no lo estuviera, ni siquiera pensaría en Dios.

De esta forma, Dios se convierte en una especie de brazalete mágico que se lleva en la muñeca. Algo así como la lámpara de Aladino. Se frota cuando se tiene problemas y el genio aparece y se le dice: ¡Haz esto! La gente no comprende que podría hacer cualquier cosa por sí misma, (lo que espera que Dios haga por ella,) si entendiera la vida correctamente.

¿No es ésta una afirmación extraña? He dicho que podéis hacer cualquier cosa vosotros mismos, lo que esperáis que Dios haga. Esto es cierto. Porque Dios ha hecho al hombre auto-suficiente. Cada individuo o mónada individual fue creada para ser capaz de utilizar el poder del universo y hacer que ese poder trabaje para él, en cualquier cosa que él quiera.

Entonces, ¿por qué tenemos esa falta de fe? Vosotros os preguntaréis: ¿por qué algunas personas tienen tanta fe y otras tan poca? Jesús dijo: ‘Si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis, a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasara y nada os será imposible.” No parece que hay mucha fe en la Tierra, ¿verdad? porque no vemos que se muevan muchas montañas.

Lo que debemos comprender es que, al igual que Él hablaba en forma simbólica cuando decía lo del ojo de la aguja: “Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que el rico entrar en el reino de Dios. “Así también, el Padre tenía ciertas ideas en mente cuando dijo a través de Jesús: “Mas si a este monte dijereis: Quítate y échate en la mar, será hecho.”

Él hablaba de una montaña de adversidad. No tiene lógica ir y decir a una montaña física: “¡Quítate de ahí! ¡Me gusta el lugar donde estás y no quiero que lo ocupes!”

¡Qué ridícula puede ser la gente! Las montañas son montañas de problemas, de adversidad y confusión; de problemas que tenemos -a esto es a lo que podéis ordenar que se vaya y lo hará. Puedo testificar que esto funciona, pero debo decir que nunca he visto a nadie -ni siquiera a Mahoma -yendo por ahí moviendo montañas físicamente.

¿Habéis visto alguna vez moverse físicamente a una montaña (excepto en los terremotos y en la elevación y hundimiento de continentes)? ¿Visteis algunas vez a Jesús mover una montaña físicamente? ¿Oísteis algo alguna vez en el evangelio de Mateos, Marcos, Lucas o Juan sobre que Jesús moviera montañas? No está escrito en ninguna parte que Él moviera montañas.

¿Habéis oído alguna vez que los grandes maestros de los Himalayas movieran montañas? Habéis oído que viajaban por las montañas, que iban de un lado a otro; habéis oído que son capaces de elevarse y bilocarse o volar alrededor y entre las montañas como el famoso yogi Milarepa, pero no habéis oído que movieran físicamente las montañas.* (Excepto, por supuesto, en el pasaje épico de Krishna, quien en una ocasión se dice que movió cl Monte Govardhana y no sólo lo movió sino que lo sostuvo en alto durante siete días y siete noches, con el fin de proteger a su rebaño de vacas de una terrible tormenta enviada por el celoso Indra.)

Así pues, el Maestro no hablaba de una montaña física. Hablaba de las montañas de la adversidad, de las montañas del karma, problemas que son como montañas. ¿Y qué son sino moméntums acelerados? Vosotros los habéis formado y vosotros tenéis que limpiarlos. Esa es la Ley y por supuesto, es una idea no muy popular.

Todo el mundo busca hoy día a alguien como “Jorge” que lo haga todo por ellos. Pobre Jorge, está tan sobrecargado que no entiendo por qué alguien quiere ponerle el nombre de Jorge a su hijo. Dicen: “Que Jorge lo haga.” Buscan un Mesías, alguien que perdone sus pecados; de hecho, alguien que no sólo perdone sus pecados sino que viva la vida de ellos también.

Hay mucha gente, que encuentra mucho consuelo en ir a Jesús y decirle: “Vive mi vida, Señor; te la entrego toda.” Y esto va muy bien hasta que llega la primera pequeña contrariedad o el primer cruce.  ¿Sabéis a qué me refiero? El primer cruce es cuando se topa con algo que quiere hacer, que no cree que El quiera que haga. Entonces dice: “Bueno, esto no cuenta ahora, Señor, no mires. “Y corre a hacer lo que quiere. “Tiempo fuera, no cuenta, el reloj no está corriendo” dice. ¡Y lo hace!
A continuación desea que Él vuelva a su vida y le dice: “Ahora voy a conectarme otra vez y tú puedes volver a entrar. Puedes dirigir mi vida otra vez, Señor.”

Después de un tiempo, el Señor está algo confuso, ¡si que se va de vacaciones porque ya no le cree. ¿Podríais culparle? La gente ni siquiera cree en sí misma. Esto es cierto, la gente no cree en sí misma, por lo tanto, pierde la fe en todo y en todos, incluyendo el Señor; y esto es lo más triste.
Pero si ellos comenzaran a confiar en lo Divino que hay en ellos y le prestaran atención, si la voz de la conciencia no estuviera cauterizada con hierro candente, la gente podría entonces comprender que la guía Divina es posible.

Y yo estoy aquí para deciros que la guía Divina construye montañas. Construye moméntums. Esto es lo que es una montaña espiritual. Es una montaña de moméntum, una montaña que se mueve. Tiene poder general para hacer las cosas que tienen que hacerse.

Hace tiempo hablaba yo con un caballero de descendencia árabe. Estábamos hablando sobre los moméntums que algunos pueblos árabes tienen, por los que no se llevan bien y están tan desunidos, y la pregunta surgió: “¿Cree usted que esas gentes se llevarán bien alguna vez? Y yo respondí: “No, no bajo las presentes circunstancias. En la forma en que sé comportan se necesitaría un milagro.” Y no son solamente los musulmanes, son los irlandeses y un montón de naciones.

De una manera u otra, la gente encuentra faltas en los otros y la mayoría de las veces las faltas que encuentra en los demás son las de ella misma. Se tapa los ojos con gafas y esas gafas, están coloreadas de una forma determinada. Está polarizada de forma que cuando mira las cosas no las ve como son, sino como quiere verlas.

Sí, creo que existe un gran problema en conseguir que la gente o las naciones se unan. Y os diré por qué- ¿Cómo se les puede unir? ¿Cómo se crea la unión? La única forma en que se puede crear unificación es teniendo fieles servidores para llevar la palabra y hacer la obra.

Cristo tenía doce apóstoles. Esos apóstoles fueron investidos por él con poder desde lo alto. Él les dijo así: “Voy a investiros con poder de lo alto; voy a ungiros. “Y la única forma en que podréis unificar a la gente hoy, será a través de un poder espiritual, un poder mayor que el de cualquier individuo.

 

Continuará…

 

Extracto del libro Las Enseñanzas Perdidas de Jesús Tomo 1

 

Mark L. Prophet – Maestro Ascendido Lanello

 

 

.

.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

La fraternidad de los Guardianes de la llama® procede de la tradición de las antiguas órdenes espirituales. Saint Germain fundó la fraternidad en la ciudad de Washington en el año 1961 por medio de su Mensajero, Mark L. Prophet. Como Caballero Comendador de la fraternidad, Saint Germain ha prometido asegurarse de que esta Tierra llegue a una era dorada de Libertad, Paz e Iluminación.

Junto con Saint Germain otros Maestros Ascendidos vienen a ayudar a la tierra. En el libro del Apocalipsis se habla de ellos como los “Santos vestidos de blanco”. Ellos y sus discípulos no ascendidos forman La Gran Hermandad Blanca. (“Blanca” no se refiere a la raza sino a l Aura de Luz blanca que rodea a estos Maestros.) La fraternidad de los Guardianes de la llama es una rama externa de La Gran Hermandad Blanca.

Puede que ya estés guardando la llama de la vida. Puede que ya estés preservando y defendiendo la libertad y la santidad de la vida, y ofreciendo esa llama a otros que no saben que tienen una chispa divina en su interior...

Informarte más sobre la Fraternidad de los Guardianes de la Llama®...