Get Adobe Flash player

UN INFORME de El Morya

 

La caída de las hojas indica a muchos que un ciclo ha concluido. Pocos lamentan el paso del verano, y disfrutan en cambio, como de hecho hacen, de un suave marco de delicado color, mezclado con matices más vivos. El pino eterno se yergue con fortaleza inmortal y emana su fragancia a través de los ciclos de todas las  estaciones. Así  el alma se satura con la Llama eterna, la mente se abstrae en meditación espiritual y el cuerpo emocional desborda con las  posibilidades infinitas de amar sin sombras.

 

 

I. ADVERTENCIA

A lo largo de los años, el amado Saint Germain y otros del grupo sagrado que conforman nuestro Concilio, han continuado advirtiendo a los estudiantes acerca de las muchas actividades que se vinculan con la Gran Hermandad Blanca o que adhieren, al menos, a los ideales de la Hermandad. Estas advertencias han asumido muchas formas, tales como exhortaciones, señalamientos, expresiones y reformulaciones de leyes poco conocidas, explicaciones sutiles de los puntos destacados de instrucciones esotéricas y, generalmente, consejos específicos.

Debido a que los estudiantes están inmersos en el esquema y la consciencia del mundo, a menudo ha sido un requisito hacer sonar una nota de advertencia en un asunto de vital importancia. Hace algún tiempo, en una de nuestras clases, señalamos un cambio de énfasis, desde este enfoque de previo aviso a uno que se relacione casi totalmente con el  constructivismo. Reconocemos, sin embargo, y estoy seguro de que vosotros también, que no es posible abandonar totalmente toda advertencia, y que  nuestro propósito es el de no hacerlo nunca.

Deseo aclarar aquí el significado interno del discurso dado. Se refería específicamente a una tendencia más que a un cambio completo. Sin embargo, el Concejo de Darjeeling piensa aún que sería sumamente deseable ver un cambio completo lo antes posible. Pues incluso algunas veces volvemos a evaluar nuestras decisiones cuando se hace evidente que se puede asegurar la mejor reacción  a través de medios alternativos que exalten a hombres y mujeres hacia una posición espiritual más fuerte y madura. Se observa universalmente que el tipo de advertencia que hemos dado, a través de las muchas actividades bajo nuestra radiación, ha coincidido casi completamente con ciertas normas de conducta que involucran  a las relaciones entre corrientes de vida.

 

 

II.  CRITICA, CONDENACION Y JUICIO

Los hombres sólo pueden dañarse a sí mismos o proyectar el daño a otra vida; nunca pueden perjudicar a la Deidad invulnerable. No obstante, así como Cristo declaró y como nosotros reafirmamos: Lo que se haga al más pequeño de los hijos de la Luz es un acto que se hace a su Santo Yo Crístico, quien observa permanentemente el rostro de su propia poderosa Presencia YO SOY. (“De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis… Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos.”).

Cualquier acto dañino se remite al Santo Yo Crístico y se convierte en parte del registro de la vida de la persona que lo comete, y algún día debe equilibrarse ante los Señores del Karma. Sin importar si a los hombres, con sus conceptos humanos, les guste esta idea –les atraiga o no-  el hecho es  que es pura Verdad , y YO SOY el que está decidido a declararlo como una protección para  los que cumplen con sus preceptos.

Con mucha frecuencia, individuos vanidosos, que se consideran sumamente sabios, deciden criticar o juzgar a otros. Hacen esto a pesar de conocer perfectamente las escrituras que expresan claramente la Gran Ley: “No juzguéis para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados y con la medida con que medís, os será medido”.

Saint Germain, consciente de la seriedad de esta ley y sus consecuencias cuando el orgullo humano del intelecto la desafía, al comenzar su instrucción publicada acerca de las Leyes “YO SOY” de la Vida y durante la década de los 30, continuamente advirtió a los estudiantes que cesaran toda crítica, condenación y juicio.

Ahora bien, algunos estudiantes respondieron a esta enseñanza muy bien, y en gran medida, no han sido culpables desde entonces de violar la Gran Ley. Otros respondieron durante algún tiempo hasta que se produjo alguna situación que  consideraron más grave. De este modo, enfrentados a circunstancias que creyeron que justificaba la “excepción a la regla”, siguieron cayendo en un torbellino de cotilleo, “exentos” de la Ley debido a  sus excusas supuestamente válidas y lógicas.

Bien, que lo hagan así si lo desean. Pero nunca hay excusas para desobedecer la instrucción de un Maestro Ascendido.

Este magnífico ser habló solamente por el bien de todos y para la expansión del plan mundial de libertad.  Sabía entonces, y sabe hoy, todo el peligro de tales actos evidentes contra  los principios eternos de justicia y honor, tan necesarios para la acción armoniosa de los engranajes del intercambio social y el progreso de la civilización.

Sabe que estos actos siempre completan el círculo y regresan a la misma puerta de quien los envió. Su gran amor pronunció la advertencia sólo para proteger a todos los interesados y no en defensa de alguna persona. Porque las leyes de Dios son impersonales e imparciales en su aplicación y propósito. Saint Germain representa el propósito de Dios y se propone defender  la eterna armonía en la tierra.

 

 

 

III. EL BUEN SAMARITANO

En este informe deseo enfatizar y aclarar ciertos aspectos, generalmente desconocidos, acerca de los efectos de la crítica. Cuando la razón humana o la observación hacia otra persona la aplican, sin expresarla verbalmente, es ligeramente destructiva. Pero cuando se expresa en voz alta a otro, se amplifica por lo menos diez veces.

En el trayecto hasta la persona criticada, reúne más  elementos de condenación de la mente de masas, hasta que es una flecha veloz y afilada, que penetra fácilmente en la mente frágil de aquél a quien se dirige – a menos que esa persona se encuentre extremadamente alerta. Cuando un amigo o pariente, a los cuales el individuo es receptivo, la emiten, a menudo se aloja dentro de su subconsciente para llevar a cabo su trabajo de destrucción, como una flecha de pestilencia –silenciosa, invisible, insidiosa.

Lo que cuenta no es el peso de una crítica menor, algunas veces cargada con inocencia; es el moméntum creciente de la conciencia de masa, que usa la forma de pensamiento creada por quien se ha sentado en sillas de escarnecedores, quien convierte a la crítica en mortal. Es por ello que el amado Saint Germain se ha expresado tan a menudo en contra de tal comportamiento. Por esta razón, él la  censura con tanto fervor.

Cuando penetra en la psique de una corriente de vida, las artes curativas del amor espiritual y el dorado aceite de la paz son necesarias. Pues, en verdad, el individuo se convierte en víctima de una banda de ladrones y necesita los servicios del Buen Samaritano.

Las acciones premeditadas o irreflexivas de otros a través de la crítica han entorpecido las misiones de innumerables hombres y mujeres de trayectoria mundial y han desviado a algunos completamente de sus planes de vida. Varios de éstos, víctimas indefensas de esta forma de destructividad, han sido ignorados por los justos quienes murmuran: “Debe haberlo merecido. Debe haber sido su karma.”

Destaco dos puntos de gran importancia para el estudiante que desea apartarse con éxito de tal calamidad y calumnia. Primero, evitar la participación en el juicio y condenación en cualquier grado. En segundo lugar, ser Buenos Samaritanos con aquéllos que son víctimas de esta crueldad humana. Si lleváis a cabo estos dos servicios, os convertiréis, en efecto, en participantes de los principios de la Orden de Samaria (los Buenos Samaritanos) de la cual yo he sido maestro durante siglos. Estaréis también haciendo la voluntad de Dios y asegurando la protección de la Luz para vuestra propia corriente de vida.

La santa Causa  que  hemos abrazado continuamente recibirá protección y asistencia de los propósitos destructivos de aquéllos que –con la hiel del rencor, la bajeza del egoísmo y la influencia del orgullo despreciativo- rebajan a los hombres buenos con el  pensamiento, para poder exaltarse a sí mismos. Algún día,  se enfrentarán  a los monstruos que han creado y lamentarán las decisiones que los impulsaron a racionalizar la Verdad y elegir sus propios recursos humanos ignorantes, en vez de la Voluntad de Dios que declaran servir.

 

 

IV. EL TRIUNFO DEL BIEN

De este modo, tenemos el placer de seguir  aumentando el poder de la Luz de Dios que nunca falla, para afirmar su radiación suprema sobre las oscuras mentes de mortalidad, para cargar la sagrada llama de la buena voluntad, y para mantener la fe en el triunfo final del bien.

La Ley Cósmica traza las líneas de demarcación. Es maravilloso contemplar la unión de los hombres buenos a la Causa, su esfuerzo decidido por mantener la luz de The Summit Lighthouse resplandeciendo como un refugio para todos los que tengan aflicciones, un instrumento en las manos de Dios. Estamos también decididos a mantener los rayos de nuestra asistencia derramándose desde el primer rayo hasta completar la totalidad divina.

Que todos los que están dentro de nuestra égida dominen y amen el poder que alaba el bien, evita el mal, y aprecia la armonía en la acción diaria. Éstos son y serán los escogidos cuyo llamado es seguro.

El bálsamo de la buena voluntad para todos.

 

EL MORYA

 

 

Crítica, Condenación y juicio. Ver El Morya, Un informe, folleto de 10 páginas, y Elizabeth Clare Prophet: 10 de octubre de 1981: Las enseñanzas de El Morya sobre el Retiro Interno; The Summit Lighthouse; las perversiones del poder; y crítica, condenación y juicio (enseñanza sobre Un informe) en un album de 8 cassettes: Onda sinoidal hacia el sol, audiocassette de 90 minutos (B8170)

 

 

.

.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

La fraternidad de los Guardianes de la llama® procede de la tradición de las antiguas órdenes espirituales. Saint Germain fundó la fraternidad en la ciudad de Washington en el año 1961 por medio de su Mensajero, Mark L. Prophet. Como Caballero Comendador de la fraternidad, Saint Germain ha prometido asegurarse de que esta Tierra llegue a una era dorada de Libertad, Paz e Iluminación.

Junto con Saint Germain otros Maestros Ascendidos vienen a ayudar a la tierra. En el libro del Apocalipsis se habla de ellos como los “Santos vestidos de blanco”. Ellos y sus discípulos no ascendidos forman La Gran Hermandad Blanca. (“Blanca” no se refiere a la raza sino a l Aura de Luz blanca que rodea a estos Maestros.) La fraternidad de los Guardianes de la llama es una rama externa de La Gran Hermandad Blanca.

Puede que ya estés guardando la llama de la vida. Puede que ya estés preservando y defendiendo la libertad y la santidad de la vida, y ofreciendo esa llama a otros que no saben que tienen una chispa divina en su interior...

Informarte más sobre la Fraternidad de los Guardianes de la Llama®...