Get Adobe Flash player

Los Chohanes de los Siete Rayos y sus retiros

 

Todos los hombres han nacido para servir y para adquirir el dominio del yo en uno de los siete rayos. Por lo tanto, su primer gurú, después del Yo Crístico, que es el verdadero instructor de todo hombre y mujer, es el Chohán del Rayo en el que sirven. Por consiguiente, aquellos que desean ser chelas, aquellos que desean seguir el sendero de la liberación del alma, se alegraran al saber que existen siete senderos distintos de Cristeidad, que uno de estos senderos es el más adecuado para la personalidad y la vocación interna de su alma y que un segundo complementará al primero. Y así, se podría decir que en los siete rayos tienen una mayor y una menor concentración de estudio y aplicación en la ley de cómo convertirse en el Cristo.

Ahora bien, es su privilegio supremo el definir en su mundo y en su vida el sendero que seguirán en el camino al hogar. A medida que vayan aprendiendo más sobre los Maestros Ascendi­dos y sus enseñanzas, al escuchar las grabaciones de sus dictados dados en las conferencias trimestrales, al leer y meditar sobre sus palabras, empezaran a identificar la posición de su alma en uno de los senderos de los siete rayos.

Dense cuenta también de que es requisito para la ascensión el que acumulen la suficiente luz blanca en sus cuatro cuerpos inferiores; pues la luz blanca es la fuente de todos los rayos de colores. Es el núcleo ardiente de la llama del que se hila el vestido de bodas(9). Su moméntum de luz blanca es el medio por el que magnetizan la llama de la ascensión en el momento de su victoria.

Para poder alcanzar el dominio de la luz blanca, deben tener un cierto dominio en los siete rayos; porque conforme dominen los rayos, los irán conduciendo de regreso al centro de la luz blanca, de regreso al prisma de la conciencia Crística de donde vinieron. Además, es imposible ganar maestría en uno de los siete rayos sin que esta maestría se transfiera, a través de la unidad del núcleo de fuego blanco, a otros aspectos de la conciencia Crística. Sin embargo, su gran vocación como hijos o hijas de Dios, que nosotros llamamos la labor sagrada —que implica el perfeccionamiento de los talentos que Dios ha puesto en su alma— se llevará a cabo en el rayo de su especialidad con el apoyo de su rayo secundario. Todo lo demás será un adorno de ese propósito ardiente central.

Cada alma elige, por libre albedrío, el sendero de su propia ascensión. Su alma ya ha escogido y desarrollado un moméntum considerable en el rayo de su destino. Esto ocurrió mientras el alma estaba aún atravesando ciclos en las esferas del cuerpo causal antes de encarnar en los planos de la Materia. El cuerpo causal de todo hijo e hija de Dios refleja este mayor moméntum de concentración en el rayo elegido.

Así, oirán a chelas de los Maestros Ascendidos refiriéndose unos a otros como siendo «del primer rayo» o «del segundo rayo» o «del quinto rayo». O bien, los oirán decir: «Fulanito tiene un gran moméntum en el cuarto rayo y en el séptimo rayo». Esto es bueno. Porque cuando identifican a Dios como una llama y como la perso­nalidad de la llama, es bueno identificar tanto a los amigos como a los chelas tal como éstos se identifican con la llama en vez de según la personalidad exterior o los moméntums de karma negativo.

Aprendan, pues, oh chelas del fuego sagrado, a considerarse unos a otros como llamas vivientes. Aprendan a ver el alma y el propósito del alma. Aprendan a juzgar por los motivos del corazón.

Aprendan a aceptarse unos a otros por lo que son en verdad y en realidad: exponentes del Cristo investidos con el poder de lo alto, imbuidos con el amor del corazón del Cristo, rezumando la sabiduría de la llama cuyo origen es la mente universal de Dios.

Esta semana les pido que llamen, en el nombre de su propio Yo Crístico, a cada uno de los siete Chohánes de los Rayos para invocar su asistencia en el sendero. Pueden pedir ser llevados a cada uno de sus retiros en noches sucesivas(10).

 

El domingo por la noche antes de irse a dormir pueden hacer la siguiente invo­cación, adaptándola para cada una de la noches subsiguientes de la semana:

«En el nombre del Cristo, mi propio Yo Real, llamo al corazón de la Presencia YO SOY y al ángel de la Presencia para que me lleve, en mi alma y en mi conciencia anímica, al retiro de Pablo el Veneciano en el sur de Francia. Pido recibir la instrucción de la ley del amor y que me sea dada la fórmula para la victoria de la llama del amor dentro de mi corazón. Y pido que toda la información necesaria para el cumplimiento de mi plan divino le sea entregada a mi conciencia externa de vigilia tal como sea necesario. Te doy las gracias y acepto esto hecho en el pleno poder del Cristo resucitado».

El lunes por la noche deberán hacer el llamado para ser llevados al Retiro de la Voluntad de Dios en Darjeeling (Maestro El Morya) para que sus cuatro cuerpos inferiores sean cargados y recargados con la voluntad de Dios y con el proyecto original para el cumplimiento de esa voluntad.

El martes por la noche pidan ser llevados al retiro de Hilarión sobre la isla de Creta para que se les enseñe el camino de la verdad, las revelaciones de la verdad, y las verda­deras revelaciones de Jesucristo para la Era bajo el Apóstol Pablo, el Maestro Ascendido Hilarión.

El miércoles por la noche hagan el llamado para ser llevados al retiro de Jesús en Arabia, donde Nada los instruirá sobre el dominio de las emociones para el flujo de paz y el afianzamiento de la llama del Príncipe de la Paz para toda la humanidad.

El jueves por la noche pidan ser llevados al templo de Luxor para unirse a los candidatos a la ascensión mientras escuchan la palabra de Serapis Bey y aprenden sobre el Redentor que vive dentro de la llama del corazón.

El viernes por la noche pidan que los lleven a la Cueva de los Símbolos, el retiro de Saint Germain en el continente norteamericano, para que se saturen de la llama violeta que allí se concentra y para que puedan empezar a dominar el ritual del átomo para la Era de Acuario.

El sábado por la noche asegúrense de meditar en el Grand Teton mientras piden ser llevados al Retiro del Royal Teton para aprender el camino de la sabiduría y las lecciones de acción iluminada para la precipitación de la conciencia Crística bajo la dirección del Señor Lanto.

 

Quisiera citar las palabras del Instructor Mundial Jesús el Cristo al pedirles que sigan este ritual de invocaciones cada noche, semana tras semana cuando lean mis Perlas de Sabiduría: «Hagan esto en memoria de mí»(11)

En memoria del Gran Gurú, envío saludos desde Darjeeling llevados desde mi corazón al suyo por los vientos del Espíritu Santo.

Morya

 

Extracto del libro El Discípulo y el Sendero. Capítulo 7, Chelas de la Voluntad de la Libertad:

 

 (9) Mateo 22:12.

(10) Los llamados a los chohánes se hacen anticipando el rayo del día que se, libera al planeta desde el corazón de Dios mediante el sol espiritual de este sistema solar a medianoche (hora local). Los rayos de los días son los siguientes: domingo, segundo rayo, amarillo; lunes, tercer rayo, rosa; martes, primer rayo, azul; miércoles, quinto rayo, verde; jueves, sexto rayo, morado y oro; viernes, cuarto rayo, blanco; sábado, séptimo rayo, violeta. Así, cuando hacen un llamado antes de acostarse el domingo por la noche, es para ser llevados al retiro de Pablo el Veneciano, Chohán del Tercer Rayo, enfocado sobre el planeta y los seres que en él evolucionan a partir de la medianoche del domingo (lunes a las 12 a.m.). Se pide que los chelas se acuesten a las 11 de la noche para que puedan estar en los retiros antes de la medianoche, para comenzar el ciclo del nuevo día con el chohán del rayo del día.

(11) 1 Corintios 11:24.

 

.

.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

La fraternidad de los Guardianes de la llama® procede de la tradición de las antiguas órdenes espirituales. Saint Germain fundó la fraternidad en la ciudad de Washington en el año 1961 por medio de su Mensajero, Mark L. Prophet. Como Caballero Comendador de la fraternidad, Saint Germain ha prometido asegurarse de que esta Tierra llegue a una era dorada de Libertad, Paz e Iluminación.

Junto con Saint Germain otros Maestros Ascendidos vienen a ayudar a la tierra. En el libro del Apocalipsis se habla de ellos como los “Santos vestidos de blanco”. Ellos y sus discípulos no ascendidos forman La Gran Hermandad Blanca. (“Blanca” no se refiere a la raza sino a l Aura de Luz blanca que rodea a estos Maestros.) La fraternidad de los Guardianes de la llama es una rama externa de La Gran Hermandad Blanca.

Puede que ya estés guardando la llama de la vida. Puede que ya estés preservando y defendiendo la libertad y la santidad de la vida, y ofreciendo esa llama a otros que no saben que tienen una chispa divina en su interior...

Informarte más sobre la Fraternidad de los Guardianes de la Llama®...