Get Adobe Flash player

“Hombre, Conocete a Ti mismo”

 

“Hombre, Conocete a Ti mismo” Antiguo proverbio atribuido a varias fuentes, entre ellas Tales y Solón de Atenas (dos de los Siete Sabios de Grecia) y Sócrates.  Cicerón la menciona como precepto de Apolo.  Era una de las máximas inscriptas en letras doradas sobre el pórtico del templo en Delfos.

Volver a la razón, al comenzar el proceso de redescubrirse a sí mismo, desaparece gran parte del silencio de lucha, y la experiencia se ve como el pasar de las páginas en un gran libro de la realidad conocida. El debe ascender, pero el cuándo, el cómo y el porqué no siempre son explicados a entera satisfacción de uno. El gran imán universal -por medio del hambre del alma y de su creencia sutil en la realidad, por su majestad interna- hace un llamado al ser que vive dentro del manto de la personalidad humana.

Verdaderamente las palabras “Hombre, conócete a Tí mismo” lo conduce hacia delante y hacia arriba, hacia la Luz.”  Kuthumi

 

 

 

¿Quien soy? ¿A donde voy?

En el mundo actual donde la vida presenta un reto supremo a la identidad, no existe nadie -incluyendo usted- que no haya reflexionado en estas cuestiones en alguna ocasión.

El primer mandamiento de los maestros es “Hombre, conócete a Tí mismo”, y el segundo es una ampliación del mismo: “Hombre, conócete a Tí mismo como Dios”. La definición de usted -primero como el yo inferior y luego como el Yo Divino- es el propósito de esta página. Es el siguiente paso que lo conducirá a otros sucesivos en el sendero de la iniciación que por miles de años ha comenzado con la Comprensión de Sí mismo.

 

 

La Imagen Sintética

Así como un retrato es un esbozo en la tela y no tiene existencia separada de la tela de la pintura, así el hombre es un esbozo sobre el telón en la Conciencia de Dios y no tiene existencia real fuera de esa Conciencia. Su misma vida es la Vida de Dios. Su identidad es un fragmento del masivo fresco que es el Ser de Dios. Sus energías son las energías de Dios, porque El que esta en el corazón de toda sustancia esta en todos lados presente en el núcleo del Fuego Blanco del átomo. Por lo tanto el hombre puede solamente ser eso que él ya es: un retrato dibujado sobre la Vida, que es la Vida de Dios.

La Imagen Sintética es el punto focal para la Ilusión de “Separación”, porque esta Imagen Sintética imagina que ella esta separada del Ser de Dios, y que su sustancia es la suya propia. Ella no sabe que la energía la que ella en su descuidado abandono ha utilizado en la búsqueda del placer, esa energía también pertenece al Todopoderoso. La mentira de que el hombre esta separado de Dios es la mentira por la que su verdadera identidad esta condenada. Y así esta escrito en el Libro de la Vida: “Ellos creyeron la Mentira, y su condenación fue justa”.

Eso que el hombre cree se convierte en la Ley de Su Vida. Mientras que el hombre crea la mentira de la “Separación”, el está “Auto-Condenado” el no habita en la conciencia de la Verdad, sino en la conciencia de la Mentira. Por el hecho de negar su Unidad con Dios, quien es “Energía Universal”, el hombre niega su propia Individualidad Crística; es por eso que el Cristo Universal no tiene otra alternativa que la de negar su identidad ante el trono de la Vida: “Quienquiera que me niegue ante los hombres, a el yo lo negaré ante el Padre que esta en los Cielos”.

 

 

¿Pero que es la Imagen Sintética?

Nosotros somos seres Reales. Siempre lo fuimos. Pero una vez la Imagen Sintética nuestra fue creada (por nosotros) en nuestra ilusión e irrealidad, y la oscuridad tono el lugar de la Luz. Porque el Espíritu de la Bondad de Dios, fue la energía vital usada para crear esta obscurecida forma. La Oscuridad velo el radiante rostro de la Luz interior y nuestra imagen sintética emergió a la existencia y se movió sobre el mar humano. La “Semejanza Falsa” creció y se hizo fuerte y tomo dominio sobre la tierra. Sus patrones de acción se hicieron naturales y fueron aceptados como tales, y el camino al paraíso de la verdadera felicidad fue casi completamente perdido y olvidado.

Con el velado del resplandor divino en la carne, y la entrada a la prominencia de la obscurecida ilusión, un desafortunado evento tuvo lugar: LO REAL se hizo progresivamente etéreo y tomo la cualidad de lo irreal, mientras que lo irreal tomo el cuerpo y la sustancia, y la ilusión lleno la mente y la conciencia del hombre.

Los patrones de la experiencia humana fueron aprisionadas en una larga cadena de eventos llevando al individuo a través de los estados de infancia, niñez, adolescencia y adultez. Las presiones del medio ambiente continuaron moldeando y formando la “personalidad personal”. El hogar, la escuela, la iglesia, y la nación, los padres, maestros y amigos -todos pusieron sus influencias sobre la plástica naturaleza de la evolucionante alma.”

Presiones internas sutiles también estaban trabajando. En los niveles subliminales, el individuo se puso en contacto con las maravillas mentales de lo grande y de lo pequeño, lo degradado y lo exaltado. Los alcances de la mente subconsciente fue mucho más grande de lo que el hombre alguna vez conoció; y mientras el se maravillaba de las remolineantes impresiones, los problemas de su existencia entre las complejidades sociales de la vida se hicieron más y más enredadas. De acuerdo a la ley que dice que lo similar atrae lo similar, las mentes se entonaron con mentes cuyas frecuencias estaban similares a las suyas. Así, el rico se hizo más rico, el pobre más pobre, y el deprimido entro ahora a niveles más bajos de depresión.

Los pensamientos y sentimientos acumulados de todos los hombres, motivó que el individuo gravitara hacia lo negativo, y se hizo más fácil para él descender en un espiral descendiente, que ascender a la Luz.

En contraste con la vasta simplicidad del diseño estelar, el propio sentido interno de lucha del individuo creó la complejidad que fue una fricción de mundo dentro de mundos internos en contra de mundos que eran externos. Y entonces lo siguiente fue verdadero: “No tenemos nada que temer sino el Temor mismo”.

La Libertad (o escape), como alguno lo llama , de todas las esclavizantes, enseguecedoras preocupaciones de la existencia del día a día, fue buscada, cambiando de escenario, viajando, buscando nuevos climas, nuevas ropas, o nuevas amistades. Pero el único cambio permanente que tuvo lugar de alguien fue eso que fue producido por un permanente cambio de Pensamiento.

Entonces, podemos decir que el hombre por medio del uso del Libre Albedrío se esposó el mismo a la irrealidad, está condenado por su mentira a ser irreal hasta que el elige desafiar a la mentira y afirmar la Verdad Eterna de su propia Individualidad Crística. Si el hombre aprendiera a gozar la bendición de “Ser una gota en el Océano de Dios” el se regocijaría para siempre en esa Unidad. El reconocería que el no tiene una identidad separada de Dios, ni tampoco el desearía, la separación de ese Gran Mar del Ser de Dios.

 

 

Serapis Bey una vez expresó la bendición de la unión en esta forma:

“No existe un momento más hermoso, tan puro, tan amado, que aquel en el que el individuo, como una brillante gota de rocío, se desplaza dentro del Mar de la Unidad Divina”.

 

 

¿Como podemos destronar la Imagen Sintética?

El primer plano de nuestra vida es el telón de nuestra conciencia. Nuestra ATENCIÓN es la palanca que selecciona y dirige las imágenes que son proyectadas sobre ese telón. Estas imágenes crea el compuesto, que la gente identifica como al Ser Real, diciendo: “Esta es mi Vida”, cuando no es de ninguna manera. Porque esa parte de nosotros que el ser sintético, hecho en la imagen de la mortalidad es el YO REAL -el Ser que afirma “YO SOY”.

La imagen sintética esta acostumbrada a hacer tales afirmaciones como las siguientes: “Yo estoy enfermo”, “Yo estoy cansado”, “Yo soy pobre”, “Yo estoy solo”. Estas aclamaciones sintetizan lo irreal en nosotros y elevan esas condiciones que nunca serán del Ser Real.

La salvación, de las hordas de la oscuridad debe venir primero al individuo antes de que llegue al planeta como un total. Y cada hombre debe ganar su propia libertad desconectando su conciencia -sus pensamientos y sus sentimientos- de las fuerzas caóticas y fuera de balance del conformismo de masa que esta listo en todo momento para arrastrarlo a las bajas corrientes del temor, de la depresión, de la obsesión, la confusión mental y la locura emocional.

Cuando el Individuo gira su rostro para desafiar a la imagen sintética, pareciera como si el estuviera confrontando al mundo. Y esto es exactamente lo que ocurre, porque en la sociedad sintética, lo Real no es más visto por lo que es, sino como una ficción de las imaginaciones de los hombres; y aquel que se alinea con lo Real encuentra que sus enemigos son los de este mundo y sus aliados del próximo mundo.

Aquí en la corriente principal de la vida planetaria el poder de las diferentes comunicaciones moldea la opinión pública para mantener viva la imagen sintética de una forma casi completa. Los libros, las revistas, los periódicos, la televisión, la radio, el teatro y las películas ejercitan una influencia tremenda sobre la mentes de los hombres, controlando sus gustos, sus morales, sus modas y aún sus políticas en una forma de hipnosis de masa.

Existe una cura para la Imagen Sintética, pero su descubrimiento depende del reconocimiento, de parte de cada persona, de los factores del medio ambiente y hereditarios que deben ser contra atacados para que la Imagen Real pueda aparecer.

LA UNICA SALIDA ES A TRAVES DE LA PUERTA DE LA REALIDAD. Este escape que ha sido provisto para que el cuerpo de la destructividad creado por las propias negatividades del hombre pueda ser conquistado y transmutado.

Mientras que los hombres permanezcan envueltos en el ego, no importa que estudio religioso ellos sigan, no interesa que devoción ellos manifiesten temporalmente, no importa cuantos buenos trabajos ellos hagan, no interesa el nivel de esfuerzo que ellos obtengan, ellos nunca estarán libres de la ilusión del ser, los persigue como un desenfrenado fantasma de luchante identidad.

Que todos vean y sepan por toda la eternidad que el no-ser, el ensombrecido ser, es y siempre ha sido la trampa del ego y que el hombre o la mujer que vive en esa conciencia debe morir en ella. No existe ninguna posibilidad para que la carne y la sangre hereden la Vida Eterna.

La afirmación de que el hombre debe morir diariamente se refiere al finito egoísta ser. Esta afirmación debiera ser seguida por la siguiente: Que el debiera vivir diariamente hacia la progresiva gloria de su Ser eterno. Vamos a pasar al estudio de cómo entronar la Imagen del Ser Real

 

 

Como Entronar la Imagen Real

Habiendo reconocido por un honesto reconocimiento la verdad acerca de la Imagen Sintética, todo aquel que sea nacido de Dios debiera determinarse a eliminar todos los elementos que están disfrazados como su Real Imagen, como su Ser Real y a entronar en su lugar la imagen de la Verdad que el hombre esta supuesto a Ser la manifestación de la naturaleza Divina.

La Escrituras registran que el SEÑOR DIOS creo al hombre en su Propia Imagen y mas adelante, que El vio la Creación que El había hecho y la vio que era “muy buena”. Esta creación que Dios había creado es nuestro Ser Real.

Nuestro SER REAL es el átomo permanente de nuestra identidad, la roca de las eras que permanece inmovible ante las incansables olas de la vida. Nuestro Ser Real es nuestra conciencia, la que habla su propio nombre con la voz de Autoridad y por ello hace honor al nombre de Dios, YO SOY.

 

 

El Ser Divino

De acuerdo al Libro del Génesis, el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Si Dios es Espíritu y el hombre fue creado a Su imagen, el hombre es, también, un Espíritu, puro y santo ante Sus ojos. Como Su Creador, él tiene ambas, conciencia de sí mismo y un potencial cósmico ilimitado; y como Su Creador, él es capaz de alcanzar el reino de lo milagroso.

La naturaleza del hombre es la misma que la de Dios y por lo tanto está bendecido con la oportunidad inmortal y la omnipresencia, omnisciencia y omnipotencia.

Al igual que todos los otros que fueron creados como él, el hombre se encuentra en el proceso del dominio propio y la automaestría a través de los ciclos del tiempo y espacio en la Materia.

Aunque el alma es el potencial viviente de Dios que el hombre, por su inteligente uso del libre albedrío puede inmortalizar, el Espíritu es ese átomo permanente del Ser que no ha tenido nacimiento, no tendrá muerte y es eterno.

Mientras que el hombre puede perder su alma y “naufragar”, el Espíritu es inviolable y sin nacimiento, en el sentido de que ya tenía preexistencia en la mente de Dios aún antes de que se separara del Gran Ovoide de Fuego; sin nacimiento en el sentido de que su identidad es preservada como un foco individualizado del Flamígero que nunca muere; eterno por ser una idea eterna en la Mente de Dios.

El alma es una gota en el vasto océano del Ser, una célula en el Cuerpo de Dios. La chispa que dio vida y encendió su potencial, fue dotada con la imagen dadora de vida del Divino y contiene todo el potencial creativo de su Fuente.

Así, entonces, el alma proviene del Espíritu para preservar en la forma las energías geométricas de un mundo más elevado aún desconocido.

Dios pudo desear permanecer solo en el océano de Su Ser, pero decidió dar nacimiento a infinitos océanos nacidos a partir de la separación de una luminosa gota de Su Totalidad, sostenida bajo la gloriosa iluminación de los rayos de Su Sol espiritual … Y así, el hombre, creado a imagen de, Dios, se transformó también en un creador.

Largo tiempo atrás, y a través de la comunión con Su Imagen Real, el Maestro Jesús fue capaz de comprender y abarcar Su unidad con esa Fuente como la corriente eterna que fluye libremente: “Yo y mi Padre somos Uno” “Yo y mi Padre somos Uno”

¡Sí! El elegido de Dios que declarara: “Antes que Moisés, YO SOY “, conocía y comprendía su propia identidad, la cual existía aun antes de que los mundos fueran creados.

Las verdaderas enseñanzas de Jesucristo devuelven al alma su estado original, al lugar que le corresponde por derecho propio, por nobleza cósmica como Hijos e Hijas de Dios.

Estas verdaderas enseñanzas lo liberan del peso agobiante de una teología del pecado y rompen la caparazón degradante de aquella mentira serpentina: “Mi madre me concibió en pecado”.

El hombre ha de comprender los alcances del Concepto Inmaculado que relacionan su concepción con la Divinidad.

A través de la comprensión del Concepto Inmaculado, los hijos e hijas de Dios han de elevar sus miradas para contemplar la gloria de la luz-solar de su origen.

No existe pecado en la generación de los hijos e hijas de Dios.

No existe vergüenza en la regeneración del alma y el volar del Espíritu desde el centro del Ser Divino hacia la periferia de la manifestación universal. El origen del hombre es en Dios.

 

Explicación de Su Ser Divino, La Presencia YO SOY por Elizabeth Clare Prophet

 

¿Dónde, entonces, el pecado original?

Así como en el Cielo nuestro Padre/Madre Dios dió a luz a Su primogénito, el Cristo, la Imagen Real en todo nosotros, así en la Tierra el hijo de Dios llega a través de llamas de padre y madre quienes aguardan en los velos dé la carne la llegada del primer rayo del amanecer.

En efecto, nuestro origen es Divino y venimos de la Presencia YO SOY. (YO SOY EL QUE YO SOY; Exodo, 3:13-15).

La Presencia de Dios individualizada y localizada para cada alma individual. La identidad divina del individuo; la Monada Divina (esto es el conjunto del Ser de Dios) la Fuente Individual; la personificación de la Llama de Dios. El origen del alma está localizado en los planos del Espíritu, justo arriba de la forma física.

Cada Presencia YO SOY, que es una chispa divina, proviene del Gran Sol Central. El Gran Sol Central, es el centro del cosmos, el punto de integración del Cosmos Espíritu y Materia; el punto de origen de toda la creación, físico-espiritual; el núcleo de fuego blanco del Huevo Cósmico.

La Estrella Divina Sirius es el foco del Gran Sol Central en nuestra galaxia. El SOL detrás del Sol es la Causa espiritual detrás del efecto físico que vemos por ejemplo, como nuestro sol físico y todas las otras estrellas y sistemas, vistas o no, incluyendo al Gran Sol Central. Allí se encuentran Alfa y Omega que es nuestro Padre/Madre Dios; el principio masculino y femenino respectivamente.

El Sol detrás del Sol es el foco cósmico de Dios. El Gran Sol Central es el foco cósmico del Cristo.

 

 

Pero ¿Cual es la diferencia entre Espíritu y Alma?

El Espíritu es la polaridad masculina de la Divinidad; Dios como Padre, quien por necesidad incluye dentro de Sí la polaridad complementaria, Dios como Madre y de aquí que le conozcamos como Dios Padre/Madre. El Alma es el potencial viviente de Dios (y Dios es Espíritu). La petición del alma por libre albedrío y su separación de Dios, dio como resultado su descenso a los planos más densos de la materia (a la carne). Sembrada en deshonor, el alma está destinada a ser elevada en honor a la plenitud de ese estado divino que es el Espíritu de toda la Vida.

El alma se puede perder, el Espíritu nunca puede morir.

El alma es al aspecto no-permanente del ser, el cual es hecho permanente a través del ritual de la ascensión, que es la meta de toda vida. Del Espíritu descendimos a la Materia; ese fue el descenso. Ahora hemos de regresar de la Materia hacia el Espíritu (la ascensión).

Este proceso está comprendido en la parábola del Hijo Prodigo.

Esta reunión del alma con el Espíritu es el Matrimonio Alquímico que determina el destino del Ser y lo hace uno con la Verdad inmortal.

 

.

.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

La fraternidad de los Guardianes de la llama® procede de la tradición de las antiguas órdenes espirituales. Saint Germain fundó la fraternidad en la ciudad de Washington en el año 1961 por medio de su Mensajero, Mark L. Prophet. Como Caballero Comendador de la fraternidad, Saint Germain ha prometido asegurarse de que esta Tierra llegue a una era dorada de Libertad, Paz e Iluminación.

Junto con Saint Germain otros Maestros Ascendidos vienen a ayudar a la tierra. En el libro del Apocalipsis se habla de ellos como los “Santos vestidos de blanco”. Ellos y sus discípulos no ascendidos forman La Gran Hermandad Blanca. (“Blanca” no se refiere a la raza sino a l Aura de Luz blanca que rodea a estos Maestros.) La fraternidad de los Guardianes de la llama es una rama externa de La Gran Hermandad Blanca.

Puede que ya estés guardando la llama de la vida. Puede que ya estés preservando y defendiendo la libertad y la santidad de la vida, y ofreciendo esa llama a otros que no saben que tienen una chispa divina en su interior...

Informarte más sobre la Fraternidad de los Guardianes de la Llama®...