Get Adobe Flash player

Visualización para la forma de pensamiento curativo

 

«La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es único, todo tu cuerpo estará lleno de luz. »

JESÚS’

 

La forma de pensamiento curativo es otro regalo del amor de Dios, formulada científicamente para remagnetizar y restituir los elementos de vuestros cuatro cuerpos inferiores al diseño de la Naturaleza.

La forma de pensamiento curativo se compone de esferas concén­tricas de la luz de curación de Dios: una esfera blanca rodeada de una esfera azul suspendidas dentro de un globo verde.

Cada vez que recéis pidiendo curación, sabed que el llamado obli­ga la respuesta. Entonces, invocad al Señor y sabed que responderá:

 

«En el nombre de Jesucristo y de su Presencia conmigo en la Persona de mi Yo Crístico, invoco al corazón de mi propia amada Presencia YO SOY y a los ángeles de curación para que la bella forma de pensamiento curativo me selle en la perfecta luz de la conciencia que Dios tiene de mi salud, ¡manifestada ahora!»

 

Entonces visualizad esferas de fuego sagrado que descienden como la presencia pulsante del Espíritu Santo. Visualizad el núcleo de fuego blanco centrado en la centelleante llama de azul zafiro, envuelta en los fuegos de color verde esmeralda.

Por medio de vuestro inefable amor por el Espíritu Santo, magne­tizad esta forma de pensamiento curativo primero desde la mente de Dios a vuestro corazón y luego a cualquier parte del cuerpo que esté extenuada, desequilibrada o enferma. Incluso podéis ver toda vuestra forma envuelta en la presencia curativa de Dios; porque, cuando vues­tro ojo es único (vuestra visualización concentrada y llena de amor), todo vuestro cuerpo estará lleno de luz . Ésta es la promesa del Señor y él no os fallará.

El proceso curativo tiene lugar cuando la integridad del Cristo se restablece; primero en vuestra alma (tanto espiritual como emocional­mente), después en vuestra mente (mental y visualmente), y por último en vuestro cuerpo, que siempre reflejará el estado de vuestros vehícu­los «superiores».

El núcleo de fuego blanco, siempre en acción recíproca con la lla­ma violeta, es la energía de Alfa y Omega que transmuta las condicio­nes (físicas, mentales y emocionales) que causan el desorden; es decir, el des-ordenamiento del flujo completamente natural de la armonía en vuestra vida.

La esfera azul —nuevamente en combinación con la llama viole­ta— es la acción de la voluntad de Dios que por decreto divino convo­ca a los átomos, las moléculas y las células a que se ajusten al patrón interno del Hijo de Dios, a cuya imagen fuisteis y estáis «hechos pro­digiosa y maravillosamente».

Con esta comprensión, deberíais aclamar jubilosamente junto con el salmista, que dijo: «Te alabaré, porque formidables y maravillosas son tus obras»

La esfera verde —mezclándose con la acción friccionante y puli­dora de la llama violeta— es el milagro de la Vida inmortal de Dios que restituye el flujo del Espíritu a través de la Materia y lo sana. Ved en el ojo de vuestra mente la forma de pensamiento curativo que se al­terna con la palpitante y renaciente llama violeta, y consume toda sus­tancia que bloquea el flujo de la fuerza vital.

A medida que la forma de pensamiento remolineante (en el senti­do de las manecillas del reloj) magnetiza el flujo de vuestra corriente de vida hacia la matriz del diseño original de la Naturaleza, los es­combros de sustancia de pensamientos y sentimientos mal cualifica­dos acumulados por siglos son arrojados, por fuerza centrífuga, a la llama violeta, donde son despojados de toda discordia y transmutados por la alquimia del Espíritu Santo en la claridad cristalina del Río de la Vida .

 

 

Ahora estáis listos para dar vuestro mantra para alcanzar la Inte­gridad Crística. Usadlo para «cantar alegres a Dios», como exclamó el salmista en sus alabanzas.

Haced llegar las alabanzas de vuestra alma ante su presencia por medio de la entonación de este mantra. ¡Servidle con el regocijo de su perfección manifestada en vosotros ahora! «Reconoced que el Señor es Dios. Él nos hizo y no nosotros a nosotros…».

Dios os hizo perfectos. Regresad a esa perfección deseada por Dios. Sed firmes y contemplad la salvación de vuestro Dios. Luego «batid las manos» y «aclamad a Dios con voz de júbilo» 16.Ahora pro­nunciad este decreto dinámico a vuestra amada Presencia YO SOY, a vuestro bendito Ser Crístico, a los Maestros de Curación y a los Án­geles del Fuego Sagrado, con todo vuestro corazón:

En el nombre de la amada, poderosa y victoriosa Presencia de Dios, YO SOY en mí, mi propio amado Santo Yo Crístico, amado Je­sús el Cristo, Señor Maitreya, amado Saint Germain, amado El Morya, amado Arcángel Rafael y Madre María, Kuthumi y los hijos-siervos de Dios en el cielo, Maestros y Ángeles de Curación, por y a través del poder magnético del fuego sagrado investido en la llama trina que arde dentro de mi corazón, yo decreto:

 

1. ¡YO SOY la Perfección de Dios manifestada
En cuerpo, mente y alma;
YO SOY la Dirección de Dios fluyendo
Para curarme y mantenerme Íntegro!

 

Estribillo:

¡Oh átomos, células, electrones
En este cuerpo mío,
Que la Perfección misma del Cielo
Me haga ahora Divino!

Las espirales de la Integridad Crística
Me envuelven con su poder;
YO SOY la Presencia Soberana
Que ordena «¡Sé todo Luz!».

 

2. YO SOY la imagen perfecta de Dios:
Mi cuerpo está cargado de Amor;
¡Que las sombras disminuyan ahora,
Que la Paloma del Consuelo las bendiga!

3. ¡Oh bendito Jesús, Maestro querido,
Envía tu Rayo de Curación aquí;
Lléname con tu Vida desde arriba,
Elévame en tus brazos de Amor!

4. YO SOY la Presencia curativa de Cristo,
Brillando como sol de compasión;
YO SOY esa Perfección pura,
Que logra mi curación perfecta!

5. Me cargo, me cargo y me cargo
Con radiante Luz YO SOY;
¡Siento el flujo de pureza
Que ahora todo lo corrige!

 

 

*¡Y con plena Fe acepto conscientemente que esto se manifieste, se manifieste, se manifieste!(x3), ¡aquí y ahora mismo con pleno Poder, eternamente sostenido, omnipotentemente activo, siempre expandiéndose y abarcando el mundo hasta que todos hayan ascendido completamente en la Luz y sean libres!

¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY!

 

 

1. I AM God’s Perfection manifest
In body, mind, and soul‑
I AM God’s direction flowing
To heal and keep me Whole!

 

Refrain

O atoms, cells, electrons
Within this form of mine,
Let heaven’s own Perfection
Make me now Divine!

The spirals of Christ Wholeness
Enfold me by his might­
I AM the Master Presence
Commanding «Be all light!».

 

2. I AM God’s perfect image:
My form is charged by love;
Let shadows now diminish,
Be blessed by Comfort’s Dove!

3. 0 blessed Jesus, Master dear,
Send thy Ray of Healing here;
Fill me with thy Life above,
Raise me in thine arms of Love!

4. I AM Christ’s healing Presence,
All shining like a mercy sun
­I AM that pure Perfection,
My perfect healing won!

5. I charge and charge and charge
myself,with radiant I AM Light-
I feel the flow of purity
That now makes all things right!

 

 

And in full Faith I consciously accept this manifest, manifest, manifest! (3x) right here and now with full Power, eternally sustained, all-powerfully active, ever expanding, and world enfolding until all are wholly ascended in the Light and free! Beloved I AM! Beloved I AM! Beloved I AM!

 

 

 

 

 

 

 

(extracto del libro La Ciencia de la Palabra Hablada)

 

“La Ciencia de la Palabra Hablada”
Aprenderás a usar la ciencia del uso de los decretos,
meditaciones, técnicas de curación y mucho más.

 

.

.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

La fraternidad de los Guardianes de la llama® procede de la tradición de las antiguas órdenes espirituales. Saint Germain fundó la fraternidad en la ciudad de Washington en el año 1961 por medio de su Mensajero, Mark L. Prophet. Como Caballero Comendador de la fraternidad, Saint Germain ha prometido asegurarse de que esta Tierra llegue a una era dorada de Libertad, Paz e Iluminación.

Junto con Saint Germain otros Maestros Ascendidos vienen a ayudar a la tierra. En el libro del Apocalipsis se habla de ellos como los “Santos vestidos de blanco”. Ellos y sus discípulos no ascendidos forman La Gran Hermandad Blanca. (“Blanca” no se refiere a la raza sino a l Aura de Luz blanca que rodea a estos Maestros.) La fraternidad de los Guardianes de la llama es una rama externa de La Gran Hermandad Blanca.

Puede que ya estés guardando la llama de la vida. Puede que ya estés preservando y defendiendo la libertad y la santidad de la vida, y ofreciendo esa llama a otros que no saben que tienen una chispa divina en su interior...

Informarte más sobre la Fraternidad de los Guardianes de la Llama®...