Get Adobe Flash player

“Dominando las circunstancias…”

A Través De La Voluntad De Dios

Enseñanzas por Mark L. Prophet – Parte IV

 

“Si pedís a vuestro padre pan”, dijo Jesús, “¿os dará él una piedra?” Creo que la Voluntad de Dios debe ser conocida por el hombre- y creo que cuando el hombre llegue a conocer la voluntad de Dios, comprobará que es una Voluntad confortante y exhortante que incitará al hombre a buscar dentro de sí, mayores ejemplos de Realidad.

Creo que los que poseen la voluntad de Dios, a medida que comprenden más y más esa voluntad y su inherente bondad hacia ellos, llegarán a ser más complementarios del universo; y el universo, a su vez, será más complementario de ellos. A continuación vendrá un intercambio de corrientes divinas que fluirán hacia el interior y el exterior de ese hombre o esa mujer, y ellos no serán obstruidos por las circunstancias, sino que se elevarán por encima de ellas; aprenderán a dominar las circunstancias, a controlarse a ellos mismos y a su ambiente.

Si las condiciones no son de su gusto, podrán cambiarlas; porque tal hombre o mujer serán capaces de hacer tal cosa. Y eso es algo que cualquiera de vosotros podéis hacer, si lo aceptáis y sois libres.

Beber el agua de la vida gratuitamente, significa exactamente eso: Aceptarlo sin dinero y sin precio porque es el don de Dios. Y además, las mejores cosas de la vida son gratis. Así pues, vuestros moméntums, vuestros moméntums divinos, son los dones que -al aceptarlos y crecer con ellos- atraerán más de lo propio y os convertiréis en una persona de cada vez mayor espiritualidad.

Y a medida que crecéis espiritualmente, vais a crecer en otros aspectos porque no podéis crecer en un aspecto de la naturaleza trina del hombre, sin que se derrame en los otros cálices de la conciencia. Percibiréis siempre el Poder, la Sabiduría y el Amor como el eje del ser del hombre.

Y así encontramos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo- el cuerpo, el alma y la mente. Encontramos los aspectos trinos de Dios en expresión en nosotros. No vais a encontrar sólo una idea, vais a encontrar estas tres ideas manifestándose en y como la llama trina dentro de vuestro corazón.

Vosotros tenéis que tener poder con el fin de producir una idea. Dejad que una idea de lo que queráis llevar a cabo entre en vuestra mente. Suponed que esa idea es muy brillante y claramente definida. Si, cuando vuestra mente la percibe, carecéis del poder y del amor, la rueda de la Ley no se moverá, porque no tendréis la voluntad o el deseo de dar vida a la idea.

No podéis convencer a la gente simplemente con una idea en vuestra mente a menos que améis esa idea. ¿Y por qué la amáis? Porque la veis y percibís como un potencial, como una posibilidad. La gente ama esa idea porque ve que puede ser efectiva y así, se dispone a hacerla funcionar.

Pero si no tiene el poder, puede amar la idea, puede pensar en ella hasta que se le ponga la cara azul, pero nada ocurrirá. En otras palabras, necesitamos ponernos azules del poder de la voluntad, azules con la determinación de que algo va a ocurrir porque nosotros vamos a dotar a nuestro pensamiento y nuestro amor con acción decisiva.

Así que, ¿qué tal si pensamos ahora en la idea del moméntum? Si durante cien años estuvierais pensando en dirigir esta energía desde Dios hasta vuestra mente, vuestro corazón y vuestro ser, y no hiciereis nada al respecto durante esos cien años, estaríais calentando vuestros motores ¿no? Tal como dije antes, la única diferencia entre un surco y una tumba es la profundidad.

Mi madre solía decir: “Dios ayuda a quienes se ayudan a sí mismos.” Y para algunas personas esto puede resultar un soporífero. Han oído esta frase antes, pero dicen: “Sí, eso es cierto, pero…”

Y este es quizás uno de los problemas de nuestro tiempo y de todos los tiempos, que una vez que la gente sabe una cosa determinada, tiene la tendencia a sentirse satisfecha y darla por hecho. Por el mero hecho de que contemple una idea que nunca llevará a cabo, de tener una semilla en su paquete que nunca sembrará en la tierra, razona de esta manera: “Ya he hecho esto antes, ya lo he oído antes, eso no es nuevo.”

Bien, vuestras semillas de pensamientos no eran nuevas el año pasado cuando las pusisteis en el suelo; vuestros impuestos del año 1985 no eran nuevos hasta que vencieron. ¡Todo tiene que ser nuevo en su estación y tiempo! Nosotros tenemos que aceptar una serie de cosas porque estamos forzados, pero no así otras que no estamos forzados a hacer en absoluto.

Una cosa que no estamos forzados a hacer es amar a Dios. Estamos obligados a amar a nuestras esposas, supuestamente. Estamos obligados a amar a nuestro país, supuestamente. Estamos obligados a amar los sistemas con los que estamos de acuerdo, supuestamente. Prácticamente todo en la vida es obligatorio ir al colegio; tenemos que trabajar si no, no comemos. Nos imponen toda clase de cosas. Pero la única cosa que no se nos impone en la vida es la más grande de todas: el don de Dios, los dones de Dios (digámoslo en plural porque son múltiples).

Nos preocupamos en hacernos multimillonarios -y si lo consiguiéramos solamente aumentaría nuestra responsabilidad así como nuestro potencial para hacer el bien. Convirtámonos en millonarios espirituales- gente que puede multiplicar los dones de Dios, ¡porque así lo deseamos!

Y así, el tema de los moméntums es la más importante ley de vida que puedo imaginar y nosotros creamos y deshacemos moméntums cada día.

 

Continuará…

 

Extracto del libro Las Enseñanzas Perdidas de Jesús Tomo 1

 

Mark L. Prophet – Maestro Ascendido Lanello

 

 

.

.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

La fraternidad de los Guardianes de la llama® procede de la tradición de las antiguas órdenes espirituales. Saint Germain fundó la fraternidad en la ciudad de Washington en el año 1961 por medio de su Mensajero, Mark L. Prophet. Como Caballero Comendador de la fraternidad, Saint Germain ha prometido asegurarse de que esta Tierra llegue a una era dorada de Libertad, Paz e Iluminación.

Junto con Saint Germain otros Maestros Ascendidos vienen a ayudar a la tierra. En el libro del Apocalipsis se habla de ellos como los “Santos vestidos de blanco”. Ellos y sus discípulos no ascendidos forman La Gran Hermandad Blanca. (“Blanca” no se refiere a la raza sino a l Aura de Luz blanca que rodea a estos Maestros.) La fraternidad de los Guardianes de la llama es una rama externa de La Gran Hermandad Blanca.

Puede que ya estés guardando la llama de la vida. Puede que ya estés preservando y defendiendo la libertad y la santidad de la vida, y ofreciendo esa llama a otros que no saben que tienen una chispa divina en su interior...

Informarte más sobre la Fraternidad de los Guardianes de la Llama®...